Insonorización profesional con acoustic mood wall

Con “acoustic mood wall”, el fabricante de mobiliario de oficina Sedus lanza al mercado un elemento de decoración ideado para la absorción profesional del sonido. El producto ofrece una solución de aplicación muy sencilla para mejorar la acústica de la sala, en especial como reacondicionamiento de espacios con superficies reverberantes, y contribuye además a limpiar el ambiente y a regular la humedad. Gracias a su diseño con cáñamo y lana, “acoustic mood wall” es cien por cien sostenible. Sus seis diseños diferentes y formatos variados posibilitan una adaptación ideal al espacio de aplicación.

El nuevo elemento acústico para la 0rganización de la oficina “acoustic mood wall” está catalogado con una insonorización de clase A.
Con diferentes formatos cuadrados y rectangulares de 600 x 600/1200/1800/2400 mm y 1200 x 1200 mm y dos profundidades (55 y 95 mm), puede fijarse a la pared de forma horizontal o vertical o colgarse verticalmente del techo. Puede elegirse hasta tres colores por elemento, dentro de una amplia gama de colores.

El “acoustic mood wall” se compone de una estructura de madera con capas insertas de cáñamo y lana, tensada con un revestimiento textil. Mientras que la capa de cáñamo del núcleo presenta un efecto acústico, la capa de lana tiene un efecto purificador del aire y regulador de la humedad, además de la acción acústica.
Para el montaje en pared, la estructura se fija sobre los raíles suministrados. En caso de colgarse verticalmente de unas cuerdas, se dispone de accesorios para el marco en las dimensiones correspondientes. Aquí se puede optar por tornillos o clips como elementos de fijación.
Un factor especialmente innovador es la combinación de materiales naturales sostenibles, como el cáñamo y la lana. La fabricación de los materiales precisa de poca energía y presenta un balance de CO2 positivo.

El cáñamo es una planta de crecimiento rápido que no necesita fertilizantes ni pesticidas y presenta una productividad en superficie muy alta. En el “acoustic mood wall” se utilizan las fibras de cáñamo y la parte leñosa de la planta. La lana libera el aire de sustancias tóxicas, está ionizada negativamente y, por tanto, no atrae las partículas finas de polvo. El cáñamo y la lana presentan unas características de insonorización extraordinarias. Así pues, el nuevo producto de Sedus aúna una excelente flexibilidad e insonorización profesional con la calidad y la ecología.

Su ámbito de aplicación es muy variado: despachos individuales y oficinas de grupo, espacios diáfanos del Open Space, salas de conferencias y seminarios, recepciones, pasillos y zonas de espera, así como espacios especialmente reverberantes como cafeterías y comedores de empresa.