Con la mente siempre puesta en la situación general

En 1925, cuando lanzamos al mercado la primera silla giratoria con suspensión, el mundo laboral se encontraba ante una cambio radical de paradigma. Empezaban a surgir las primeras grandes oficinas y, por primera vez, un gran número de personas se reunían para trabajar en un solo espacio, sentados durante muchas horas. Esta silla giratoria fue nuestra respuesta a la pregunta de cómo hacer más cómodo el trabajo en la oficina. Noventa años después, el mundo laboral vuelve a afrontar nuevos vientos de cambio a un ritmo vertiginoso. Tendencias de fondo como el cambio demográfico son factores que han obligado a reorganizar el trabajo. Al mismo tiempo, sin embargo, conducen a que la oficina deba adaptarse a necesidades diferentes para que, por ejemplo, personas de más edad o discapacitadas puedan hacer uso de ellas. Asimismo, debe existir la posibilidad de llevar a cabo videoconferencias con personas de todo el mundo, ya que la globalización ha permitido que las empresas puedan encontrar socios en cualquier lugar del planeta. No obstante, nuestros productos deben modificar de forma duradera la vida cotidiana en la oficina y mejorar a largo plazo el bienestar de los empleados. Y no solo por el boom de la salud que vivimos, sino porque es precisamente esto lo que llevamos décadas haciendo. Para poder garantizar nuestra visión, seguimos mirando hacia adelante y reflexionamos sobre cómo será la vida cotidiana en la oficina del futuro.

Tendencias

Cambio demográfico

Las diferencias de edad en la plantilla aumentan: hoy trabajan juntas hasta cuatro generaciones. Las oficinas deben adaptarse a las necesidades de estas.

Diversidad

Mujeres, hombres, gente más alta y gente más baja, gente en forma, personas discapacitadas o con enfermedades crónicas: la variedad de gente que trabajará en el futuro en la oficina es casi infinita.

Cambio

La globalización ha supuesto un cambio brutal de las condiciones de la economía mundial. La empresa necesita someterse a un proceso de transformación continua para mantener su competitividad.

Boom de la salud

Aumenta la concienciación respecto a la salud y la necesidad de trabajar en un entorno saludable.

Sentirse bien en el trabajo

En este sentido, siempre tratamos de asegurarnos de implementar estos cambios de un modo que genere un ambiente más agradable en la oficina. Asimismo, en el desarrollo de los nuevos productos tenemos también en cuenta las diferentes formas de empresa que existen y sus objetivos corporativos, así como la futura evolución de los diversos sectores de la industria. Además, para poder contar con una perspectiva ajena, colaboramos habitualmente en proyectos de investigación con socios externos como universidades o el Instituto Fraunhofer. Así, sabemos que la oficina se está transformando: de un lugar al que uno iba simplemente a trabajar, a un espacio de comunicación que promueve el debate y la interacción personal. En este caso, lo realmente importante son los espacios que posibilitan los encuentros casuales: salas de café y zonas de descanso del personal o, incluso, cafeterías y comedores abiertos también a terceros. Y, en el futuro, aquello que entendemos generalmente como trabajo se llevará a cabo cada vez más en casa o en mesas compartidas entre varios empleados: las empresas, para mantener su atractivo de cara al personal de mayor talento, deben reflexionar sobre cómo permitir a sus empleados aunar familia y trabajo. Esto significa también que la oficina debe diseñarse orientada a la flexibilidad, de modo que se puedan organizar de forma eficiente los proyectos teniendo en cuenta que se producirán cambios continuos en los equipos de trabajo.

Tendencias

Centrados en la comunicación interpersonal

Cada vez se necesitan más espacios de trabajo para el intercambio de ideas entre equipos.

Pausas creativas

Las acogedoras zonas de recogimiento y relajación para el intercambio informal de información ganan importancia.

Nuevos modelos de jornada laboral

El deseo de aunar familia y profesión supone un reto tremendo para la empresa, también en el diseño del concepto de mobiliario, por ejemplo, en forma de „desk sharing”.

Flexibilidad

Cuando no está todo el mundo siempre presente en la oficina y los equipos van rotando y cambiando continuamente, se necesitan instalaciones y mobiliario flexibles.

Nuestro Taller de ideas

En 1971 fuimos el primer fabricante del sector en crear un departamento de investigación y desarrollo. En el taller de ideas de la empresa que ha surgido a partir de este, ingenieros y diseñadores colaboran para analizar la previsible evolución del día a día de la oficina en los próximos años. Las innovaciones tecnológicas y el cambio demográfico tendrán un impacto directo en la oficina del futuro. Este es un factor importante, ya que los nuevos empleados de mayor talento tendrán necesidades diferentes a las de sus predecesores. Por su parte, la mesa está perdiendo importancia como símbolo del estatus de cada trabajador y va adquiriendo un nuevo valor como elemento de trabajo donde los equipos pueden trabajar juntos en diferentes proyectos.

En una industria cada vez más automatizada, innovación y creatividad son factores clave que determinan el éxito de una empresa. Al mismo tiempo, las jerarquías pierden rigidez y dan paso a redes robustas y eficientes, mientras se reduce el costoso espacio de la oficina, ya que la mayoría de empleados pasarán mucho tiempo fuera de la oficina clásica.

Tendencias

Lucha por el talento

Las empresas compiten por los mejores trabajadores y deben ofrecerles las mejores condiciones laborales.

Trabajo intelectual

La cuota del trabajo intelectual, comunicativo y creativo crece debido a los procesos de automatización.

Organizaciones fluidas

Las estructuras jerárquicas ceden ante las redes y los sistemas resilientes.

Aumento de la eficiencia

Las superficies y el número de empleados tienden a reducirse, al tiempo que aumentan la demanda de volumen de trabajo.

Vídeo: Sedus – EIC (en inglés)