Porque la cuenta de resultados no lo es todo

Como empresa mediana, Sedus depende de su éxito económico, aunque solo sea para asegurar la continuidad de todos sus empleados. No obstante, Sedus se rige también por valores muy específicos, que han implicado un compromiso constante con las causas sociales.

Donar en lugar de regalar: la gratitud es el mejor regalo

A quien le sonríe la fortuna y el éxito debería devolver algo a quienes no les va tan bien. Esto es especialmente cierto para las empresas, que tienen una responsabilidad social especial. Esta responsabilidad es un tema muy importante para Sedus. Por ello, en lugar de dar regalos de Navidad a clientes y socios, Sedus lleva años haciendo donaciones a una buena causa. De acuerdo con el espíritu de las dos fundaciones (Fundación Stoll VITA y Fundación Karl Bröcker), Sedus ha apoyado en los últimos años, por ejemplo,  al hospicio infantil y juvenil Balthasar en Olpe, que depende en gran medida de donaciones para llevar a cabo su labor. En el futuro, continuaremos apoyando en Navidad proyectos e instituciones seleccionados, contribuyendo así a nuestra responsabilidad y principios rectores.

Una experiencia con marcha: Sedus RUN

Pasar un buen rato y hacer algo por nuestra salud juntos: la carrera Sedus RUN se ha convertido en un evento que mueve a toda una región. Solo en 2019, alrededor de 400 participantes se ataron las zapatillas de deporte y salieron a correr alrededor de la fábrica de Sedus en Dogern. Empezando por la Kids RUN para los más jóvenes, hasta la carrera de 10 km para los atletas más ambiciosos, todos encontrarán algo que se adapte a su estado de forma. Lo fundamental es divertirse, ya que en la Sedus RUN no solo se tienen en cuenta los tiempos de carrera, sino también los disfraces más originales, por ejemplo. Además, también se organiza un variado programa de animación para jóvenes y mayores; una cosa es segura: la carrera de la empresa se convierte cada año en una experiencia grata para todos los participantes.

 

Jazz en el Alto Rin: cuando el restaurante de la empresa se convierte en una sala de conciertos

El Oase de Sedus goza de gran popularidad no solo como restaurante de empresa. Todos los años, los melómanos de toda la región tienen aquí una cita para disfrutar de ritmos exquisitos. Desde 2008, Sedus invita a renombrados artistas de la escena del jazz a que den conciertos exclusivos que hace tiempo que se han convertido en una fecha fija en el calendario cultural. Ya sean héroes locales como Max Mutzke o leyendas de la música cinematográfica como Klaus Doldinger, grandes nombres europeos como Wolfgang Dauner o talentos ocultos como el chef Vincent Klink, los conciertos siempre garantizan momentos muy especiales, que permanecen en la memoria de todos los invitados durante mucho tiempo.

Contacto
Contactar
Sala de muestras
¡Déjese inspirar!