Sostenibilidad

La postura empresarial de Sedus se basa en una tradición de valores de más de 140 años y que es actualmente más válida que nunca. La productividad y el rendimiento únicamente son posibles si las personas se sienten a gusto. Por lo que aquello que es bueno para las personas es bueno también para las empresas. Esta convicción es la pauta de conducta para todo lo que hacemos y el modo en que lo hacemos.

Cultura empresarial basada en valores

Solo lo que está profundamente arraigado, puede realmente florecer. En el caso de Sedus, se trata de la apuesta por el bienestar de las personas.

Si hay que trabajar sentados, al menos que sea de la forma más saludable posible. Pues solo así las personas pueden ofrecer un servicio productivo. Este principio fue desde el comienzo la piedra de toque en Sedus. Ya en tiempos en que en las oficinas se tenía menos consideración por los empleados, Albert Stoll, el hijo del fundador de la empresa, dedicó su atención a los fundamentos de sentarse bien. Lo que hoy en día llamaríamos las cuestiones de la ergonomía en materia de asiento. Dando como resultado, entre otros, la primera silla giratoria con suspensión de Europa.

La generación siguiente desarrolló con éxito la empresa siguiendo este principio. Por convicción personal, Christof Stoll y su esposa Emma estaban muy comprometidos con la alimentación sana, la cría de animales y el cultivo de plantas ecológicos, la investigación en materia de salud y la protección del medio ambiente.

Así es como ha crecido una tradición que nos compromete y nos señala el futuro: la apuesta consecuente por el bienestar de las personas. Esto es válido tanto para los clientes que usan nuestros productos, como para nuestros trabajadores que los fabrican y para las personas en los emplazamientos en los que operamos.

La ecología y la economía no son conceptos contradictorios,
sino partes indispensables de un todo.
Christof Stoll, 1993

Dirección sostenible de la empresa

La sostenibilidad requiere normas vinculantes, estructuras claras y el sentido de responsabilidad de cada uno de los individuos.

Hoy en día, sostenibilidad significa proteger los medios de subsistencia básicos para las personas de hoy y para las generaciones futuras, para que todos puedan vivir en un mundo intacto desde un punto de vista ecológico, social y económico. Esta demanda global determina nuestra forma de pensar y de actuar en Sedus. La hemos puesto por escrito en nuestra filosofía de empresa como compromiso propio y la ponemos en práctica diariamente de forma consecuente. Y mediante responsabilidades regladas y estructuras organizativas aseguramos la consecución de nuestros objetivos.

La filosofía de la empresa Sedus Stoll AG:

Nos contamos permanentemente entre los mejores.
 Creamos ventajas perceptibles para nuestros clientes.
Ofrecemos siempre calidad 100 por cien.
Actuamos de forma consecuente con el medio ambiente.
Apostamos por los mejores proveedores.
Nos renovamos constantemente.
Exigimos e incentivamos a nuestros trabajadores a un nivel por encima de la media.
Reconocemos nuestra responsabilidad como parte de la sociedad.
Cumplimos en todo momento las normas y leyes.
Evitamos riesgos previsibles.
Perseguimos nuestros objetivos empresariales de forma sistemática y consecuente.
Aseguramos el éxito sostenible de nuestra empresa.

 

 

Es bonito cuando los beneficios empresariales se traducen en beneficios para la sociedad.

Naturalmente, en Sedus nos alegramos si nuestro negocio tiene éxito. Ante todo, porque esto beneficia a muchas personas.

A través de iniciativas activas de promoción cultural, Sedus Stoll AG hace una contribución importante a la diversidad cultural de la región alemana de Hochrhein. Entre otras actividades, celebramos con regularidad conciertos en el restaurante de nuestra empresa en Dogern, el «Oase», con la participación de artistas de renombre internacional. Asimismo apoyamos el programa cultural del distrito de Waldshut y el «Schwarzwald Musikfestival» (festival de música de la Selva Negra).

Además, gran parte de los beneficios que obtenemos son destinados a dos fundaciones sin ánimo de lucro que promueven proyectos nacionales e internacionales de larga duración en materia social y ambiental. En 1985, Emma y Christof Stoll crearon la fundación Stoll VITA para regular la sucesión de la empresa y asegurar la continuidad de por vida de sus compromisos ambientales. La fundación promociona numerosos proyectos prácticos, de formación e investigación. Con la fusión de la empresa con Gesika Büromöbelwerk GmbH, se unió en 2002 la fundación Karl Bröcker, que centra su actividad en la promoción de proyectos de formación y experiencia para niños y adolescentes con y sin discapacidad.

Vídeo: RSC – Responsabilidad Social Corporativa en Sedus